jueves, 16 de enero de 2014

La donación de órganos en el Ecuador

La donación de órganos en el Ecuador
ADRIAN BARAHONA
     

La donación de órganos es considerado un acto de bondad entre los seres humanos. En la actualidad hay miles de personas que para seguir viviendo o mejorar su calidad de vida necesitan de un trasplante. La realidad es que las listas de espera para recibir órganos y tejidos siguen aumentando constantemente, el mayor problema en relación a lo mencionado es que  no se ha logrado aumentar de manera significativa el número de donantes. Una forma de resolver este problema es ser donante voluntario de órganos y animar a otros a que también lo sean; cuantos más donantes existan, mayores será el número de vidas que podrán salvarse. Esta propuesta es una de las que se toma por parte del ministerio de salud pública, para incentivar a la ciudadanía a la donación de órganos.

Tras dos años de vigencia de la Ley Orgánica de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, la mayoría de ecuatorianos desconocen la iniciativa. A pesar de que la ley está en vigencia, la donación de órganos aún continúa siendo una fuerte demanda social por parte de quienes lo necesitan debido a que el proceso para acceder a una donación es largo y demoroso,  puede tardar entre 8 a 10 meses según sea el caso. De por si el problema no tiene una solución inmediata, el desconocimiento de la sociedad acerca del tema, es uno de los principales problemas que se maneja hoy en la actualidad.


TESTIMONIOS
Maribel Flores – Esposa del donante

 “Tenía prácticamente muerte cerebral y fue entonces que me tocó tomar la decisión más difícil de mi vida”.
El dolor reunió a toda la familia y en conjunto llegamos a tomar esta decisión debido a la oportunidad de vida que tienen otras personas; estoy segura que mi esposo transcendió en esta vida porque fueron tres personas beneficiarias y de una u otra forma sigue vivo en esas personas. No me arrepentido al haber tomado esta decisión.
María del Rosario Reyes – Beneficiaria de donación




“Yo siempre le pedí a Dios, ayúdame, dame mi riñón para estar con mi familia”.
Espere tres largos años ya que los trasplantes que me hicieron presentaron complicaciones, todo esto fue muy duro y doloroso. Mediante el trasplante de mi nuevo riñón, mi vida cambio, ya no tengo los mismos dolores.
A parte de los problemas legales existentes, se puede evidenciar en ciertas partes de la sociedad el desconocimiento total del tema a pesar que en la Dirección General de Registro Civil, Identificación y Cedulación (DIGERCIC), como entidad que registra la voluntad de ciudadanos y ciudadanas, dieron a conocer que el 92% de usuarios que acudió a renovar o solicitar por primera vez su documento de identidad, manifestó su voluntad de mantener su condición de donante. La realidad es otra, este problema tiene una relación directa a como se está informando a la sociedad respecto al tema, es decir cuando un ciudadano acude a renovar o sacar su cedula, si bien se encuentran en los papales la información respecto a la donación voluntaria de órganos, esta no tiene una explicación profunda del tema, es de ahí que la mayoría de la ciudadanía conoce respecto del tema, pero en su mayoría no lo entiende o no le presta la atención suficiente.
Esto ha generado diferentes visiones en la sociedad respecto al tema una de ellas es la de Carlos Valero, un joven de 21 años que acudió al Registro Civil para la obtención de su cédula, señala: “A la ley la conocí en los medios de comunicación, pero lastimosamente en el Registro Civil no me informaron del tema y sería importante que los funcionarios del lugar den a conocer la información necesaria y de una manera más eficaz”. Con esto se demuestra la falta de interés e información por parte de la ciudadanía.

En el Ecuador se está desarrollando constantemente un proceso para tener una conciencia colectiva respecto a este tema, debido a que los familiares o pacientes no dimensionan, lo que significa  la donación de órganos. Estas personas no desean que entidades especializadas en el tema les ayuden a buscar donantes porque piensan que la mayoría de los órganos vienen de personas muertas. Esto es un mito ya que existen ciertos parámetros de los cuales tanto personas vivas y muertas pueden donar cierta cantidad de órganos. Por esta razón es necesario estar conscientes en cuanto a la necesidad de la otra persona, apelando a la sensibilidad de la sociedad.  Todo depende de la voluntad de las personas si desean mantener la condición de donantes o no.
Debido a estos casos, Gissell Calderón, psicóloga de la Clínica de Diálisis “Contigo”, añade: “Es difícil tratar sobre el tema de la donación de órganos, especialmente con los familiares, debido a la falta de información”, es por ello que en el trabajo psicológico se prepara al paciente y al familiar, informándole acerca del proyecto del trasplante para luego manifestarlo al seguro social y continuar con el debido proceso.

La donación de órganos es un tema amplio ya que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas y a la vez es importante para el diario vivir, familiar, social de los involucrados. Añade Ramiro Mendoza Doc. De la Clínica de Diálisis “Contigo”: “Todas las personas somos capaces de donar un órgano siempre y cuando estemos en condiciones saludables para poder hacerlo”. Los humanos somos completamente reciclables pueden reutilizarse nuestros huesos, órganos, piel, corneas y tejidos que permiten apoyar muchos tratamientos médicos. Cuando alguien muere los órganos ya no le sirven para nada, pero pueden dar vida a otras personas. La vida y la integralidad del ser se radican en el cerebro, es el cerebro quien comanda la coordinación entre brazos, piernas, pensamiento y lo que un ser humano quiere o pude hacer.
PERFIL – Padre SantFelui


Nacido en España, desde joven donó sangre en su ciudad natal y a sus 63 años señala:
“Si de mí algún órgano puede servir, adelante me encantaría pero a mi edad no debe servir  nada”.
Su tez blanca, estatura media, cabellos blancos brillosos y su estado de ánimo hacen de él una persona con ganas de seguir ayudando y sirviendo a la sociedad.
“Yo soy un donante y nosotros debemos implantar una idea de solidaridad, antes de donar veo como está el país y como padre en mi eucaristía y en el diario vivir hablare y escribiré de este tema”.
 “Un trasplante es la sustitución de un órgano afectado por una enfermedad, por otro que funciona adecuadamente y asegura la continuidad de la vida de un paciente” es la definición con la que la Dra. Diana Almeida, directora del Organismo Nacional de Trasplantes de Órganos y Tejidos explica este proceso.









La información y el contenido multimedia, son de carácter público, libre y gratuito. Pueden ser reproducidos en http://www.indot.gob.ec/indotweb/index.php/direcciones-tecnicas. Al mismo tiempo la Dra. Informa que 563 familias mejoraron su calidad de vida a través de un trasplante durante el 2012. Esto fue posible gracias a la solidaridad de las personas que en vida decidieron mantener su condición de donantes y a la cobertura que brinda el Estado en estos procesos.

En Ecuador pueden realizarse dos tipos de trasplante, de donante vivo o de donante fallecido. Un trasplante de donante vivo puede realizarse cuando el donante no corre riesgo en su salud al donar un órgano o un tejido. Entre estos trasplantes están el hematológico y el trasplante de riñón.
Existen órganos que no se pueden donar en vida, como el corazón, hígado, pulmones o huesos, ojos. La muerte encefálica de una persona es la que permite obtener órganos para trasplante, esta muerte consiste en la destrucción total del cerebro, que como consecuencia produce la muerte de todos los demás órganos del cuerpo. Respecto al tema Estefanía Vinueza, estudiante de medicina señala que “como futura médico me gustaría que esta ley de salud pública respecto a la donación de órganos, sea efectiva ayudaría a varias personas y a la vez facilitaría el trabajo médico en relación a este tema. Por el momento aún existen varios limitantes tanto legales, políticos, morales y personales en torno al tema. Habrá que esperar y ver si las cosas cambian en nuestra sociedad y si esto tiene una aceptación por conciencia y no solo por imposición legal”.

La actividad trasplantológica del país ha ido presentando grandes avances. El aumento de la tasa de donantes, así como la cantidad de trasplantes y la realización de importantes eventos que contribuyeron a incrementar conocimientos sobre la donación y trasplantes,  marcaron la diferencia.
Entre estos procedimientos se destacan 170 trasplantes de córneas solventados con tejidos nacionales, a diferencia del 2011 en el que todos los trasplantes se efectuaron con tejidos importados. Este importante logro se obtuvo por la labor de los Bancos de Ojos de Cuenca y Guayaquil, así como del Banco Nacional de Tejidos y Células (BANTEC) de Quito, manifiesta Almeida. Además, entre los 563 trasplantes se registran: 13 de hígado, 89 de riñón con donante cadavérico, 25 renales con donante vivo, 1 renopancreático, 237 de córneas importadas, 28 de médula, así como 223 de tejidos.

En 2013, a nivel nacional, se han identificado 10 donantes. El Instituto Nacional de Donación de Órganos y Tejidos (INDOT)  registró  64 trasplantes de órganos y tejidos, entre estos 12  trasplantes de córneas solventados con tejidos nacionales, 14 de riñón, 2 de hígado y 36 de córneas importadas.

Donación de órganos desde la parte legal
SEGURIDAD
“En el Ecuador se conoce acerca del tráfico de órganos, son redes que operan a manera de cadena y utilizan a personas con el fin de extraerles los órganos a cambio de mucho dinero y poder realizarse esas operaciones en el Ecuador”.

Dra. Moreno
La Unidad del crimen organizado - parte legal

El cuerpo legal aclara que no pueden ser donantes los pacientes con hepatitis, VIH o enfermedades catastróficas como el cáncer terminal, entre otras. También sanciona la mala práctica profesional, el tráfico de órganos.
El origen de las redes del tráfico de órganos se presume que son de Colombia, Estados Unidos y los trasplantes se los realiza para vender a personas de bajos recursos en los países pobres como Perú, Bolivia, Paraguay.
En el Ecuador se está dando el caso de tráfico de órganos, motivo por el cual la Policía Internacional  investiga en conjunto con la Fiscalía general del Estado, todos los casos que se están dando en nuestro país. Las medidas legales al respecto son de 3 hasta 15 años de reclusión mayor para los traficantes de órganos y personas. Cabe destacar que si bien de por medio existe un fuerte problema de seguridad social, estas mafias de tráfico de órganos son redes que operan internacionalmente hecho que en muchas ocasiones dificulta los procesos investigativos. Debido a que no se pueden encontrar evidencias directas en relación a los casos denunciados y que por consiguiente terminan quedando en la impunidad.




CRONOLOGÍA
2011
2,2 donantes por cada millón de habitantes
2012
3,7 donantes por cada millón de habitantes
MAYOR  Y MENOR PORCENTAJE DE DONANTES
Carchi
100%
Bolívar
76%
INTERVENCIONES  QUIRÚRGICAS - TRASPLANTES
2011
443
2012
563

No hay comentarios:

Publicar un comentario